Testimonio de Vida

Desde el primer momento la Fundación ha estado presente en nuestro proceso.

EL INICIO… : Nuestra historia inicia cuando Juan Andrés comenzó a presentar leves petequias a finales de febrero de 2021. Luego de un fin de semana de paseo familiar, notamos que manifestaba mucho cansancio, por lo que decidimos consultar al pediatra. Juan Andrés respiraba diferente, estaba agitado, y presentó fiebre, así que nos anticipamos y lo llevamos por urgencias. Después de exámenes de sangre e imagenología, nos explicaron que debían remitirnos a una clínica que tuviera servicio de Hemato Oncología. Para nosotros eso fue como un baldado de agua fría, no entendíamos en qué momento la vida nos daba un giro inesperado. Llegamos a la Clínica donde nuevamente le realizaron varios exámenes y lo ingresaron a UCI. El 3 de marzo de este año nos confirmaron que Juan Andrés a sus 4 años, tenía un diagnóstico de Leucemia Linfoblástica Aguda.

LO MÁS DIFICIL… fpara nosotros ha sido un proceso entender y aceptar el diagnóstico de nuestro hijo y enfrentar todos los cambios que hemos tenido que vivir de manera repentina. Nuestra vida tomó un giro de 180º, de un día para otro estábamos enfrentados a una hospitalización prolongada, a un diagnóstico que inicialmente nos generó más preguntas que respuestas, y a un tratamiento que escasamente lográbamos entender.

Pasando los días críticos de UCI e iniciando el tratamiento, para nosotros como padres fue difícil encontrar las palabras para explicarle a nuestro hijo lo que estaba sucediendo.

EL APRENDIZAJE… el principal ha sido la importancia de “estar presentes en el presente”, de vivir un día a la vez y disfrutar del ahora, en una situación donde pensar en el futuro, incluso cercano, es incierto.

LO MÁS VALIOSO… ha sido la fortaleza y la unión que hemos forjado como familia, aprendiendo del día a día, disfrutando del privilegio de tenernos los tres, de disfrutar de las cosas más sencillas y sorprendentes de la vida. Es increíble cómo Dios va poniendo personas en el camino que hacen que el proceso se vuelva más llevadero. Encontrar cómo nuestra familia y amigos se han unido por nuestro hijo ha sido una bendición para nosotros.

En este camino hemos aprendido agradecer que Juan Andrés se haya convertido en un Maestro de Vida para nosotros como padres y para quienes lo rodean.

MI EXPERIENCIA CON LA FUNDACION… Desde el primer momento la Fundación ha estado presente en nuestro proceso. Sentirnos acogidos y apoyados ha sido una bendición para nosotros y agradecemos de corazón contar con las personas de la fundación quienes siempre nos han demostrado cariño y apoyo para Juan Andrés y para nosotros como papás. Además, el Kit de Inspiración ha sido un material muy valioso que hemos utilizado para entender y afrontar este proceso con nuestro hijo.

A otros padres les recomiendo vivir un día a la vez, agradecer a Dios por cada una de las cosas, personas y experiencias que tenemos. Unirnos y fortalecernos en los momentos más difíciles y siempre afrontar las situaciones con la mejor actitud, con plena fe, y con la certeza de que siempre la vida nos brinda lo mejor para nuestro aprendizaje.

- Alberto Acuña Rodríguez y Adriana Ippolito Benavides, papás de Juan Andrés Acuña. 4 años
Abrir chat
//]]>