Proceso de certificación para la valoración de la capacidad organizativa de fundaciones miembros de CCI LATAM.
8 noviembre, 2020

¿Cuáles podrían ser las recomendaciones y estrategias de manejo para los pacientes con cáncer que han tenido que lidiar con largos períodos de soledad debido al aislamiento por el COVID-19?


Boletín No. 101 Octubre 2020

El distanciamiento social por el Covid- 19 ha generado cambios inesperados en la vida de los pacientes. Algunas rutinas se han visto alteradas, ocasionando emociones, pensamientos y sentimientos que afectan la salud física, emocional y el área social. Debido a esto, es importante tener en cuenta algunas estrategias y herramientas que ayuden al paciente a afrontar la situación.

Una de las consecuencias del aislamiento social es la ausencia del contacto físico con familiares y amigos, por lo que es recomendable aprovechar las ventajas que hoy día permite la tecnología, como video llamadas, chats, correos, entre otros canales de comunicación, para conectarse con los seres queridos y afianzar el vínculo, así como expresar sentimientos y palabras de apoyo, en estos tiempos de incertidumbre y encierro.

Por otro lado, estar en casa o en el hospital, permite centrar la atención en actividades de disfrute y medidas de autocuidado que anteriormente no se tenían muy en cuenta debido a los compromisos del día a día. Es el momento entonces para crear un plan acorde a las posibilidades de cada paciente, que permita fortalecer la actividad física, mediante la danza, la meditación, ejercicios de estiramiento, y otros, que contribuyan con el bienestar físico y mental. De la misma manera, organizar un mejor plan de alimentación que favorezcan el equilibrio y una correcta nutrición.

Debido al encierro, es probable que no se tenga claridad sobre qué tanta actividad diaria se lleva a cabo, es posible que se tenga la percepción de “no estoy haciendo nada”. Una estrategia que se puede implementar para organizar el tiempo y hacer consiente el nivel de actividad diario, es elaborar un horario.

Allí se deben incluir todas las tareas diarias desde las básicas como bañarse, comer, descansar, etc. Se recomienda incluir pasatiempos, actividades como la lectura, ejercicio moderado, períodos de sueño, entre otras. Talvez sea un buen momento para desarrollar aquel talento que por diferentes motivos no se ha podido hacer, por ejemplo, aprender a tocar un instrumento, escribir un libro, hacer un recetario, crear un blog, tomar clases de cocina, etc. Conocer nuevas cosas y explorar la creatividad, sin duda generará nuevos hábitos y motivaciones para la vida.

El área espiritual es considerada un factor protector, así que retomar algunas costumbres o tradiciones como meditar y orar, ayudará a tener paz, fortalecer la esperanza, lograr consuelo, y recargar fuerzas para los momentos difíciles.

Es importante tener en cuenta que se debe buscar apoyo profesional siempre que sea necesario, por ejemplo, cuando los sentimientos de tristeza y soledad estén presentes la mayor parte del tiempo, cuando la motivación se ha ido, cuando se presenten alteraciones en el sueño y la alimentación. Debemos reconocer que a veces solos no podemos lidiar con estas cosas, por lo que contar con un profesional será de gran ayuda.

En la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma brindamos este servicio de manera gratuita. Aquí siempre estamos dispuestos a acompañar a los pacientes en estos procesos, para salir fortalecidos.
ERIKA LORENA TUNAROSA MOJICA
Psicóloga Universidad Católica
Coordinadora Programa de Apoyo a Paciente Adulto
Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma

Comments are closed.

//]]>